22/7/09

REINOS DE LA NATURALEZA

Paracelso decía que cada uno de los cuatro elementos agua, tierra, fuego y aire está compuesto por un principio sutil y por un principio burdo (una sustancia etérea y una sustancia corporal densa). Ya que todo elemento tiene una doble naturaleza: Por ejemplo el fuego posee una llama espiritual manifestada a través de una llama burda o sustancial.
Los espíritus de la naturaleza serían invisibles a los ojos de los humanos. Según la teología de la naturaleza, hay criaturas burdas y criaturas sutiles. Las criaturas burdas son las que poseen una materialidad que puede llegar a tener una existencia separada, poseyendo un cuerpo de fácil percepción por los sentidos humanos. Por otro lado, las criaturas sutiles son las que poseen una sustancia corporal invisible, aunque pueden ser manifestadas ante un grupo reducido de personas (santos, iniciados, niños etc.)

Pueden encontrarse en forma pura o combinada, como así también complementarse con los cuatro elementos de la naturaleza: Así encontramos

Reino sutil burdo: piedras y minerales.
Reino sutil agua: ondinas y sirenas.
Reino sutil tierra: duendes y gnomos.
Reino sutil aire: silfos y hadas.
Reino sutil fuego: salamandras.
Reino burdo sutil: criaturas de los abismos e infiernos.
Reino burdo fuego: animales.
Reino burdo aire: aves y pájaros.
Reino burdo agua: peces, moluscos y cetáceos.
Reino sutil sutil: ángeles y otras criaturas de los cielos.
Reino burdo burdo: hombre no espiritual.
Los seres burdos son los que pueden verse y detectarse con el sentido visual humano porque adquieren materialidad y los seres sutiles no se ven por que están en otra dimensión, aunque podríamos verlos si cada día desarrolláramos nuestra espiritualidad y le diéramos menos importancia al hedonismo cotidiano.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128