11/10/09

Resurgiendo de las Cenizas

Hace tiempo que quería postear está entrada porque con todo lo que sucede en mi vida me siento como el Fénix., resurgiendo de las cenizas. Dejando morir lo que no sirve para darle paso a lo nuevo.
Por eso al fénix se lo conoce como el ave del fuego, se enciende a sí mismo cada 100 años, y muere entre las llamas para volver a renacer al cabo de 3 días entre las cenizas. Es un símbolo universal de la muerte causada por el fuego, la resurrección, la inmortalidad y el sol.




También es asociado con la delicadeza ya que vive del rocío, sin lastimar a ninguna criatura viviente. En la mitología china toma el nombre de Feng, representa a la emperatriz junto al dragón simboliza la confraternidad inseparable. En México aparece junto al Dios Quetzalcoatl, y para los primeros cristianos simboliza la figura de cristo.
Cuando al ave Fénix le llega la hora de su fin, construye un nido de sándalo y otras maderas y hierbas resinosas y perfumadas, en lo alto de una montaña de Arabia, donde vive. Abre sus alas y deja que el sol la consuma, mientras el Fénix canta su más bella canción y todo queda convertido en perfume cenizas. Pero entre los restos de cenizas aparece un huevo, que el calor del sol se encarga en cuidar; y aquí nuevamente nace el ave Fénix, lista para cumplir un nuevo ciclo hasta que vuelva a morir y todo surga de nuevo.
¿Entonces porque me siento como el fénix? Es muy simple sé que después de 3 días la tormenta pasa, como cristo resucito al tercer día. Las cosas suceden por algo, no sé porque tiene que ser siempre de una manera dolorosa, triste en la cual nada pasa, hasta que te pasa. Y no es la primera vez que muero y resucito de manera metafórica, es porque le agradezco a Dios y a mi misma el tener el valor de afrontar los obstáculos, dejar morir el pasado y cruzar los puentes que me esperan de ahora en más. Sé que hay cosas más dolorosas que el “amor” no recuerdo a quien se lo dije, situaciones que dejan marcas invisibles en tu cuerpo y a veces lloras y sabes el motivo. Sé que no comento nada de mi vida en esté blog, pero no soporto lo que me ha tocado vivir y no se lo deseo a nadie. Quisiera que me abracen, pero me toca ser fuerte y volver a resurgir y volar muy alto donde ningún ser me dañe ni me alcance jamás. Yo sé que voy a volver a ser feliz, algún día.
Siempre dijo lo mismo cada noche esperando tú respuesta.
“De profundis clamavi at domine”


Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128