10/12/09

Hadas de Fuego


El elemento fuego es gobernado por las salamandras, éstas son parientes de los lagartos de fuego. Estas son las que manejan y controlan el elemento fuego, y al dejar la tierra se transforman en otros seres superiores, con diferentes jerarquías.



SALAMANDRAS: Inspiran temor y respeto. También son los magos quienes profesan hacia ella dichos sentimientos.
Habitantes del interior mismo del fuego, son capaces de producirlo y protegerlo. Teniendo el poder de intervenir para sofocar un incendio como así han de propagar otros fuegos como por ejemplo la lava de un volcán si se sienten ofendidas. Las salamandras se asemejan en sus formas a los lagartos, aunque tienen ojos más saltones y sus cuerpos recubiertos de escamas.
Dentro de todos los elementales, las salamandras son quienes menos se relacionan con los seres humanos, siendo indiferentes a ellos. No precisan de su amistad, aunque cuando se establece un vínculo entre una salamandra y una persona se establece un lazo difícil de romper.
Este elemento nos brindará claridad de pensamiento, ayuda, renovación y cambio. Si quieres contar con su presencia enciende un fuego o una vela al aire libre. (sin quemar nada a tu alrededor).

LÍMINIADES: de menor envergadura que las salamandras aunque poseen aspectos singulares. Se diferencian de las demás por estar conformadas por una pequeña esfera de luz, no contando con un cuerpo. Algunos dirán que pertenecen a los fuegos fatuos, los que se divisan en el horizonte como pequeñas luces oscilando en las noches tranquilas.
DRAGONES: Los dragones, son seres conocidos por todos, pertenecen a la familia de reptiles de sangre caliente. El hecho de poseer estás características, hace que este ser pueda adaptarse a todos los climas, estando siempre activo.
Los dragones poseen alas, las cuales le confieren la posibilidad de elevarse a pesar de su gran peso, y una estructura ósea extremadamente grande.
Estos seres son temido y admirados por las demás criaturas elementales, aunque no podría decirse lo mismo de las salamandras que no le tienen afecto.
Cuando están de buen humor pueden ser bondadosos, aunque no ocurre lo mismo cuando se sienten ofendidos o humillados. En estos casos, pueden provocar destrozos, calamidades y escupir por doquier inmensos torrentes de fuego. Hay teorías que sostienen que no escupían fuego sino que solo tenían mal aliento (no se cepillaban los dientes) El término dragón según los griegos (los que se adosan el hecho de haber inventado todo) significa “el de vista aguda”. Dentro de la familia de los dragones se encuentran los wyven y los wind runner.
WYVEN: Poseen alas y son inferiores a los dragones. Cuando están ofendidos (algo que se les hizo costumbre), no utilizan el fuego para atacar o defenderse, sino que dan grandes zarpazos con sus garras. También utilizan su aguijón por el que pasan al enemigo un veneno casi mortal. No viven en comunidades como la mayoría de los seres mágicos, sino que sólo comparten su vida y su morada con su pareja y sus crías. Dichas moradas están ubicadas en las altas montañas, pudiendo desde allí observar y controlar todas las cercanías. Estas criaturas solo poseen las patas traseras, dientes filosos y grandes alas, similares a las de los murciélagos. El aguijón que mencionamos está ubicado en la cola de esta criatura, y suele emplearlo con gran habilidad. No le es tan fácil volar como al dragón, siendo sin embargo, más pequeño que él. Su esperanza de vida no supera los 30 años.
BASILISCOS: Pertenece a la familia de los reptiles. Posee un solo ojo en la frente, redondo y carente de párpado. El basilisco nace de algunos huevos de gallina, los cuales no tienen yema. También pueden nacer de huevos de gallinas viejas o gallos colorados. De estos huevos surge un gusano de color rojo, que busca refugio debajo de una casa y se esconde hasta transformarse en basilisco.
Se dicen tantas cosas, como que si miras a un basilisco al único ojo que tiene, corres el riesgo de perder la visión o en el peor de los casos, morir súbitamente. La única forma de enfrentar a un basilisco y salir triunfador es ponerle un espejo frente a él para que se extermine a sí mismo.

Fuente: Colección Ver Más Allá. Seres Mágicos. 2006

Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128