1/6/10

La varita mágica que concede deseos

Ilustradora: Luciana Carossia
Imagen: Hada Mora

Según J. C. Cooper la concesión de deseos es parte fundamental en la magia y en los cuentos de hadas. Los pozos, las cuevas, los lagos, las espadas, árboles, cajas, campanas, flautas, las varitas mágicas etc. Tienen una relación estrecha con la magia. El más importante de ellos es la varita mágica ya que transforma y hace realidad nuestros deseos.

Atributo exclusivo de los magos y del don sobrenatural que poseen con ello. El deseo tiene connotaciones religiosas desde el momento en el cual se acepta la eficacia de la plegaria.
A un mago poderoso, un hada o una bruja sólo le basta desear una situación para que ésta se produzca y cuando la magia es verdaderamente poderosa, puede trasportar a las personas a universos distantes (paralelos al nuestro) sin su conocimiento y/o voluntad, traerlas a la presencia del mago o transformarlas bajo cualquier disfraz. Al tener relación directa con la magia hay que hacerlo con sumo cuidado ya que encierra en sí un gran peligro.
Hay una base moral que evita que se pidan y se concedan deseos puramente egoístas, o a conveniencia personal, las leyes de la naturaleza o las del mismo universo no dejan que esto suceda. Ya que si pides algo malo te vuelve aumentado. Hay que aceptar las cosas tal como son.
Una frase poderosa es la que expresó Thomas Traherne “Nunca disfrutarás del mundo plenamente hasta que consideres todo lo que hay en él tan tuyo que no puedas desearlo de otra forma J. C. Cooper "Cuentos de hadas. Alegoría de los mundos internos" pág 90
Las hadas saben que las desobediencias al código moral en el reino de las hadas están penalizadas. Todos sabemos como terminan los cuentos de hadas que siempre tienden al justo equilibrio moral de los personajes, no a sus extremos. Por lo que me resta decir la codicia y el robo se castigan. La honestidad y los buenos sentimientos obtienen siempre recompensa.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128