9/7/10

Los Dragones de la tierra Media y Terramar



Al parecer en la Tierra Media no existen Dragones buenos. Los fantásticos reptiles de la fantasía tolkiniana, perversos y destructivos, tienen características particulares: poseen excepcionales poderes mágicos, pueden vivir miles de años y están dominados por la codicia y la arrogancia, dos defectos que los hacen vulnerables. Tienen, además, muy aguzados los sentidos de la vista y del olfato, y en general, sus cualidades físicas son considerables.

Existen variadas clases de Dragones, voladores o no voladores. Dentro de cada una de estas especies encontramos Dragones de Fuego, los que lanzan llamas aedientes de su boca, o Dragones de Frío, con un aliento helado que congela a sus víctimas.
El origen de estos seres se remite a "El Silmarillion",publicado luego de la muerte de Tolkien. Estos fueron creados en la Primera Edad por Morgoth. El primero en aparecer en las crónicas fue Glaurung, un Dragón de Fuego.
que no podía volar. Glaurung se involucró en el conflcito de la Llama Súbita y en la de las Lágrimas Innumerables, y acabo siendo muerto por el héroe Túrin.
Pero el más terrible de estos seres fue Ancalagon el Negro, un inmenso Dragón alado de Fuego, que falleció en la Guerra de la Ira, atravesado por una flecha de Eärendil, mientras combatía contra las grandes águilas. Se dice que cuando cayó, el impacto de su enorme cuerpo contra las montañas de Beleriand provocó un cataclismo que alteró la geografía de la Tierra Media. Después de la Guerra de la Ira, durante la Segunda y Tercera Edades, los Dragones se refugiaron en el lejano norte, en la región conocida como Brezal Seco, o en algunas cuevas de las Montanas Nubladas. Desde allí, de vez en cuando, bajaban al sur y sembraban el caos y la destrucción. De todos los que permanecieron en Tierra Media, el mayor y el mas famoso fue Smaug, que también era un Dragón alado de Fuego. A finales de la Tercera Edad, asoló el reino de los enanos en la Montana Solitaria y se apoderó del inmenso tesoro que allí se guardaba.
En el relato de "El Hobbit", el enano Thorin Escudo de Roble organizó una expedición para recuperar el tesoro arrebatado por Smaug y vengar la muerte y desolación que este había causado entre los enanos. Objetivo que se cumplió cuando el hobbit Bilbo Bolson logro engañarlo y facilito que Bardo, un héroe humano, lo asesinará.
Si para Tolkien el Dragón era una ser con tintes malignos y perversos, para Ursula K. Le Guin el mítico animal es una combinación de buenas cualidades y rasgos malvados. Ged, el mago, se enfrenta con el Dragón de Pendor,. y le obliga a jurar que jamás atacará el Archipiélago. Y el Dragón cumple su palabra, porque Ged conoce su verdadero nombre, algo que en Terramar concede un tremendo poder, tanto sobre las bestias como sobre los magos. Los Dragones de Ursula K. Le Guin son también
objeto de adoración y reverencia.
La magia es la esencia de estos seres, sabios y viejos, que viven en los confines occidentales de Terramar. Los hombres han de evitar mirarlos a los ojos para no caer víctimas de sus engaños y encantamientos, pero eso es más fácil decirlo que hacerlo. De entre los que habitan en Terramar cabe destacar a Orm Embar, que
muere ayudando al archimago Ged, y a Kalessin, que lleva a Ged y a Arren de regreso al hogar tras acabar su peligrosa misión en La costa más lejana.
Toda la información le pertenece a la Revista Digital Minatura Nº 99. Es gratuita y se puede descargar.
 
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128