17/8/10

La luz de las Salamandras





Las salamandras son seres que no tienen formas humana. El nombre que reciben es de aportación árabe.
Se los relaciona con la famosa universidad de Salamanca, que en el Bajo Medioevo europeo gozaba del esplendor de la plenitud del Islam.
Allí se hicieron estudios y trabajos sobre Alquimia, y bajo este término genérico se cobijan multitud de conocimientos, en especial los que calientan y también coronan el Atanor. Elemento utilizado por los Alquimistas.

En el fuego de las chimeneas se les puede ver a la manera de serpientes negras, preferentemente en posición vertical, que se mueven velozmente y se retuercen sobre sí
mismas.
El tamaño de las salamandras varía, desde el de pequeñas lombrices que se mueven en los fogones y hogueras, hasta las enormes que plasman las curiosas formas de los relámpagos y los rayos.
Nadie que no tenga bondad en su corazón y experiencia en la materia debe atreverse a intentar algún contacto con estos seres, es sabido que también rigen los impulsos electrobiónicos que corren por el sistema nervioso humano.
Hay metales que las contienen y las calman, a modo de encantamiento de manera que pueden colaborar en la eficacia de un amuleto mágico, demasiado peligroso el ritual tanto así que el manejo de emociones debe estar equilibrado, hay cosas que no se pueden comentar a cualquiera, puede que no tenga escrúpulos y quien sabe que sucedería si llegase a realizar el acto. ¿Para qué fines lo usarías tú?.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128