5/10/10

Los cuatro Elementos y sus signos afines

Cada elemental se corresponde con una orientación cardinal. Y a cada signo signo zodiacal le corresponde un elemental afín a su energía. Estos cuatro forman dos cruces generativas interpenetradas, ya que la Tierra y el Aire tienen movimiento horizontal y el Agua y el Fuego, vertical. El alquimista Paracelso lo dividió en 4: tierra, agua, aire y fuego.



De estos cruzamientos surgen elementos vitales que se caracterizan por su impulso y acción benéfica para el hombre: la fertilidad material y la fertilidad energética.
Asimismo, se corresponden con los cuatro planos inferiores de la Naturaleza: la Tierra con lo físico, el Agua con lo energético, el Aire con lo psíquico y el Fuego con lo mental.
Gnomos: Tierra (Norte) Los signos astrológicos: Tauro, Virgo, Capricornio (Atardecer) Plano físico. Asociado con la creatividad.
Salamandras: Fuego (Sur) Los signos astrológicos: Aries, Sagitario, Leo. (Mediodía) Plano mental. Asociado con los impulsos y la perseverancia.
Sílfides: Aire (Este) Los signos astrológicos: Géminis, Libra, Acuario. (Amanecer) Plano psíquico. Asociado con la intuición.
Ondinas: Agua (Oeste) Los signos astrológicos: Cáncer, Piscis, Escorpio. (Anochecer) Plano energético. Asociado con los sentimientos.
Akasha. El Akasha es el quinto elemento la fuerza de la vida - la sustancia básica del universo. Al ser un elemento inestable es difícil encontrarlo aunque podría afirmar que no imposible.
“Según las enseñanzas esotéricas, son más viejos aún que el hombre mismo sobre la Tierra. Ellos –habitantes, guardianes y consustanciados con los Elementos– existen como formas manifestadas desde que el mundo existe. Cuando este era tan solo una masa de gases radioactivos y materia incandescente, los Elementales del Fuego lo custodiaron; al aparecer los gases estables en su composición química y la época de los grandes vientos, los Elementales del Aire cuidaron de que la evolución de esos incipientes gases y su estratificación sobre la recién consolidada corteza terrestre, se volviese cada vez más apta para las formas de vida física que estaban planeadas.
Cuando los gases se hicieron pesados y se precipitaron como las primeras aguas y estas cubrieron la casi totalidad del planeta, dando lugar a las primeras formas realmente materiales de vida, los Elementales del Agua trabajaron y fueron modificando el primitivo aspecto del líquido elemento, en aquel entonces fuertemente sobrecargado de materias pesadas en suspensión, cosa que le daba una característica casi coloidal en los asentamientos, mientras que las altas olas rozaban con sus espumas aún no blancas las nubes bajas y compactas. Más tarde, como inmensas tortugas aletargadas, surgieron los escudos continentales, y sobre ellos velaron los Elementales de la Tierra dándoles características de fertilidad y ayudando a la enorme población forestal, que posibilitó formas de vida superiores y la plasmación de la Humanidad misma.” Livraga Rizzi “Los espíritus de la Naturaleza”
Los Espíritus de la Naturaleza son una forma que permite a la conciencia humana conectarse más allá de lo físico y estar en otros planos. Los seres elementales construyen formas y esas formas las captan a través de los pensamientos que tienen los seres humanos, primero de forma física luego a una forma etérea. Pueden cambiar de apariencia y de tamaño, lo que no pueden cambiar nunca son los elementos. Hay autores que dicen que trabajan en “grupos” y no de manera individualizada. Para mi trabajan de ambas maneras. Viven entre 500 a 1000 años aproximadamente. Cumplida su misión vuelven al Origen o al Universo.
Imagen: de Wikipedia.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128