22/4/11

Nueva versión sobre el huevo de Pascua

En un principio era una fiesta religiosa y lo sigue siendo pero ahora es tan comercial, que todos comen el domingo el huevito de pascua y no saben ni siquiera la leyenda, de que va, escuche toda la vida que en pascuas no se come carne, no se tiene sexo, no se trabaja, se ora, hay que ir a misa y a la procesión, antes hay que confesarse etc.

La Pascua tiene significados ocultos, simbólicos de vida, renacimiento y fertilidad. El nombre ingles de Pascua es Easter, palabra que deriva del de la Diosa germana Ostara, que era la diosa de la primavera y la fecundidad. Su símbolo era el huevo y su mensajera la liebre, este es el origen del huevo de pascua y del conejo o liebre.
El huevo significa nacimiento, desde el siglo IV asociado a las ceremonias pascuales. En el siglo XII la Iglesia Católica legitimó esta conexión introduciendo la Benedictio Ovarum autorizando el empleo especial de huevos en los días santos de pascuas.
Desde entonces la costumbre de esconderlos en los jardines para que los niños los busquen y regalar huevos adornados.
Pero ¿Por qué un conejo de pascuas? Es muy simple, tanto el conejo como la liebre se reproducen mucho y se los asocia con la fertilidad. La primera asociación de la liebre con la pascua aparece en 1572 como una costumbre difundida en Alemania. Por eso es una festividad asociada con el nacimiento y la fertilidad más que nada para darle la bienvenida a un nuevo miembro en la familia. Será por eso que a los niños les gusta tanto. ¡Que tal! A que ni se lo imaginaban.

¡FELICES PASCUAS PARA TODOS Y QUE SE REALIZEN TUS SUEÑOS!

Fuente: Bettelheim, B. (1998). No hay padres perfectos. Editorial Crítica. Barcelona
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128