10/7/11

Comportamiento sexual de los elementales

Hay elementales que se nos parecen, hasta han transformado su energía en materia, han convivido entre las personas teniendo amoríos y guerras. En algunos casos han sido detectados como espíritus de la naturaleza, por su extraña longevidad, por parir sin dolor, o por que su sangre es de otro color, distinta a la de nosotros.
Existen casas reales que se enorgullecen diciendo que han tenido entre sus ancestros algún espíritu de la naturaleza, un Dios mítico o semidios.
 
Hay otros seres sumamente pequeños que se les dificulta materializarse y solo se limitan a pulular por los rincones de nuestra casa o bajo las raíces de los árboles. La reproducción con los humanos es similar a la de los humanos: tienen niños de la forma tradicional pero siempre hay una comadrona humana que asiste a la parturienta hada para que pueda dar a luz. Como las hadas carecen de pechos para amamantar a sus bebés lo que hacen es usar un subterfugio para que puedan ser alimentados por madres humanas sin que estas se enteren.
El reverendo Kirk de Aberfoyle comentaba en su libro "La Comunidad Secreta" que las hadas al aburrirse de un lugar se trasladan a otro, son nómadas. Cambian de morada trimestralmente, llevando sus enseres encima y transportándolos por el aire, como si nadaran en el aire al ras del suelo. Para Olaf Magnus las hadas suecas del siglo XVI vivían en moradas oscuras, donde solo se comunicaban con quien sabía el trayecto al antro donde se encontraban para que estas les adivinarán el futuro, acto seguido desaparecían o se esfumaban.
Por lo general a los elementales no les gusta la compañía de ciertos humanos, ni los olores corporales, ni el olor a tabaco ni alcohol. Pero al ser seres curiosos están ahí siguiendo nuestros pasos. Como dice Leadbeater le perturban nuestras indómitas pasiones, ya que levantamos un continuo flujo de corrientes astrales invisibles para nosotros pero que los afecta en demasía a ellos.
Al tener los oídos afinados son capaces de escuchar sonidos en gamas de frecuencias que escapan al oído humano. Por eso siempre nos escuchan si hablamos de ellos.
¿Con que clase de humanos las hadas tendrían niños?
Con aquellos que son receptivos y están en concordancia con la naturaleza, los que gozan de su amistad, a esos les transmiten datos valiosos de su vidas y de su mundo, gracias a ello los conocemos mejor.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128