22/11/11

Invocando a las hadas del Aire

El aire es el elemento que distingue a las hadas, aunque existan otras clasificaciones según el elemento al que pertenezcan ya sea aire, tierra, fuego y agua. Son las hadas del aire las más reconocidas y a las que se les atribuye una inconfesable belleza. Al pertenecer al elemento aire poseen. fuerza ante la adversidad, videncia psíquica, capacidades para manifestarse en otras formas.
 
Sabemos que un hada del aire pasa por nuestro lado cuando nos deja una estela de aroma a rosas, otras creencias apuntan a que paso la virgen María, puede ser.
Disfrutan de jugar en el bosque y entre los árboles con las demás hadas, soprendiendo a los caminantes con sus fugaces lucecitas y silbidos. Las alas que poseen son más grandes que las que poseen las hadas terrestres. Se asemejan a grandes libélulas. Dentro de las hadas de aire, se encuentran las hadas músicas, quienes son expertas en violín y tocando el arpa.
Su altura varía de 10cm a 1,50 m. Pero pierden tamaño con cada transformación asi que lo hacen en cicunstancias que lo ameriten.
Viven en comunidades organizadas jerarquicamente, en donde las hadas de la alta aristocracia gozan de privilegios que el común de las hadas no tienen. Cabalgan en bellos córceles diminutos de distintos colores.
Tienen buen humor pero al ser ofendidas se tornan peligrosas. Son capaces de maldecir un pueblo, una familia por generaciones hasta que se cansen y se olviden. Es mejor ser precavidos. Si una persona quiere invocar un hada lo mejor es que lo haga con convicción buscando solo el hecho de que el hada descubra tus pensamientos, que pidas cosas para ti, nada de dinero y objetos. Eso se lo tienes que pedir a los duendes. Haciendo que el hada adivine tus pensamientos la haces sentir indispensable.


INVOCACIÓN A LAS HADAS DEL AIRE

Procediendo a la invocación se debe hacer mención a sus virtudes, su sabiduría, al cuidado que le dispensan al aire, la capacidad para protegernos en los sueños. Etc.
Las hadas pueden o no desear aparecerse. Depende de sus ganas, de la confianza que el humano le inspire, se hacen visibles.
Pero si te internas en un bosque "encantado" cuando las hadas más ocupadas esten podrás verlas entre un pestañeo y otro como hacen sus tareas en la más absoluta concentración. El momento propicio del día para verlas:


el amanecer, cuando la oscuridad le da paso a la luz,
al mediodía, cuando el sol está en su punto más alto,
al atardecer, cuando la luz le da paso a la oscuridad,
a medianoche, cuando todo está oscuro, silencioso y solitario.

Si el deseo es atraerlas al propio jardín hay que convenir que sus flores predilectas son las rosas, tomillo, lavanda entre otras. Tener comederos para pájaros, mariposas y abejas.
Recordar que es mejor invocar en primavera o en el verano ya que cuando el clima es frío se la pasan durmiendo.
Cuando un hada no quiere ser vista no se puede hacer nada al respecto. Por eso hay ciertos elementos que facilitan el encuentro:

Color favorito: amarillo.

estación del año: primavera.

Punto cardinal: Este.

AmAnecer (hora predilecta)

Energía proyectiva.

Cualidades: libertad, armonía.

Objetos. incienso, aceites aromáticos.

El viento, la brisa, las nubes son señales de que están cerca. Que tengas suerte en verlas y sino a esperar. Ahí les dejo mi hada música que pertenece a las hadas del aire.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128