21/8/12

La Moralidad de las Hadas

Mi madre me pregunto hace unos días ¿Por qué todos los cuentos clásicos sobre hadas tienen finales felices? Le iba a responder porque son solo cuentos pero hay algo más detrás de ellos. Y tiene su respuesta, controvertida y para someter a debate en un siglo que la mayoría ha perdido sus valores y los pocos lo conservan para ver si un día la maldad en la tierra se destierra por completo, aunque eso es muy utópico.
 


Los cuentos tienen princesas que logran su cometido ser “salvadas” por un príncipe azul “desteñido” con la ayuda de las hadas o algún elemental dotado de poderes mágicos, asimismo las brujas son personificadas como seres grotescos, feos visualmente y sin alma. Aunque siempre digo que las apariencias engañan. Y parece una explicación tan simple que como “ser” curiosa que soy no me conformó con eso y voy por más. En los cuentos de hadas existe una rigurosa dualidad entre el bien y el mal, los cuales están en lucha constante uno con otro. Los buenos serán recompensados y los malos serán castigados. Es el legado de los soberanos mitológicos seguir la senda de la verdad, la justicia, el honor, los valores que nos harán merecedores de un paraíso inmortal. Todo depende de las decisiones que tomemos y de que lado querríamos estar: con los buenos o con los malos. Lo que falta en los cuentos son las “tonalidades grises” no hay flexibilidad, los malvados no gozan del beneficio de la duda, y uno como ser humano en su complejidad, no es del todo bueno ni del todo malo. Los esotéricos afirman que los cuentos de hadas nos sirven para interactuar con nuestros conflictos internos, allí se da la batalla final, en la conciliación de los opuestos, lo que va a suponer que lleguemos a evolucionar espiritualmente y mentalmente; y de tomar una decisión desacertada estaríamos involucionando. Porque gozan de fama los cuentos, porque el débil puede vencer al fuerte con su astucia. El patito feo se puede convertir en cisne, todas las princesas se casan y viven felices para siempre, incitan a que si haces las cosas bien tendrás tu recompensa, si cumples tus promesas la gente te tendrá confianza. Pero el propósito moral de muchos cuentos, especialmente los presentados como piezas teatrales, es demostrar que el amor tiene un poder más fuerte que el encantamiento y lo conquista todo. Si te caes, te puedes volver a levantar, depende de “Tus decisiones”. Entonces… ¡Qué decides?
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128