6/8/12

Mago del fuego

Los magos toman su experiencia y poder de diferentes formas, no todos la van utilizar de igual manera, porque todos los magos apuntan a determinados fines que difieren de otros magos de los elementos agua, tierra, aire. Al mago del fuego le corresponde la vara como herramienta mágica afín, aunque de todas formas puede usar los otros tres utensilios mágicos en sus ceremonias.
Al pertenecer al elemento fuego le va resultar difícil controlar el temperamento, las pasiones, el carácter. Propio del ser que quiere elevarse por encima de las demás criaturas y dejar de ser mundano. El fuego es el único elemento que no se metamorfosea como los demás elementos. Por eso la búsqueda de “equilibrio físico” en este mago de fuego es fundamental.
El dominador del fuego controla las llamas y puede avivarlas si se encuentra en un estado de impaciencia total, puede destruir todo a su paso. Por eso para aquietarse se dirige a la montaña en donde encontrará otra vez su centro.
Por eso sus familiares mágicos son: los dragones, las salamandras, los djinn o jinas, enanos herreros, que le prestarán auxilio o consejos en la aventura que emprenda.
La vara del mago simboliza la voluntad y capacidad de dirigir su poder mágico hacia un propósito específico. Están hechas de madera y cada escuela mágica tiene preferencias por la madera de un árbol determinado.
La vara tiene la propiedad prodigiosa de decir si alguien nos dice la verdad o nos está mintiendo. Ser tocado con la misma podía convertir a cualquier incauto en un cerdo, un perro o volverlo invisible.
Algunos magos le colocan gemas mágicas para inducir la energía hacia un punto concreto o hilos de cobre que son conductores de energía psíquica. La vara será consagrada y dedicada mediante un conjuro mágico al Arte de la Magia, el cual no servirá para dañar a las personas, sino para protegerlas de todo mal.
Así que ya saben cómo reza el dicho ¡el que juega con fuego! Termina quemado.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128