10/10/12

Los poderes de la mente

Cuando uno ya se hizo camino en la magia no es necesario comprar útiles caros o pagarle a alguien para que nos haga el "favor", porque la magia verdadera reside en un lugar muchísimo más espectacular que en un conjuro (sin desmerecer éste último) nuestra mente. No cualquier mente, sino una entrenada...

Al aceptar que el espíritu, el cuerpo y la la mente se hallan unidos, podemos dirigir la energía mental empleándola para conocer nuestro destino sin necesidad de que aparezcan las moiras.
La energía mental utilizada a conciencia trae beneficios que sólo lo comprende el que lo práctica a diario en su eterno presente. Me parece que utilizado para controlar a los que nos rodean es un flujo de energía mal usado, que trae consecuencias nefastas en nuestro ser.
Al realizar conjuros, decretos o utilizar pociones mágicas uno sabe cual es el fin que le dará. Uno debe saber en su interior lo que realmente quiere y busca. La magia no es estática, fluye, evoluciona, crece aunque estemos en estado de reposo.
Nunca vendrá hacia nosotros si nos encontramos cansados, estresados, enojados con alguien o con la vida, mientras más pensamientos de amor existan mejor preparado estás para que sobrevenga la magia a tu esencia.
En estado de concentración podemos invocar a las fuerzas invisibles que nos rodean que nos asistan en la meditación. La práctica constante hace al maestro. No abandones la búsqueda...
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128