7/3/13

Los cuentos de hadas en el siglo XXI

Los cuentos de hadas clásicos nos sirven de base para implementar el apoyo moral y la educación emocional de niños y adolescentes.
La importancia de superar los obstáculos de la vida cotidiana ayuda a fortalecer la autoestima y reforzar la autovaloración personal.

La forma y la estructura de los cuentos de hadas sugieren al niño imágenes que le servirán para estructurar sus propias fantasías y canalizar mejor su vida, dando esto por resultado una persona más sana mentalmente. Tanto en el niño como en el adulto, el inconsciente es fundamental de su comportamiento. Si se reprime el inconsciente y se niega el ingreso de su contenido en la conciencia, la mente consciente de la persona queda oprimida por los resultados de estos elementos inconscientes o se ve obligada a mantener un control tan rígido sobre ellos que su personalidad puede resultar altamente estropeada.

Sin embargo, cuando se dejan ingresar genera impulsos significativamente positivos en la vida de las personas. El mensaje de los cuentos de hadas es que la lucha contra las adversidades de la vida, forman parte de la experiencia humana, en las cuales hay que luchar, no darse por vencido jamás y superarlas constantemente. Los cuentos de hadas clásicos tienen ese tipo de componente donde enfrentan a las personas con sus propios miedos para que estos sean superados.

La convicción de que la maldad, actos que hagan daño al prójimo, pagar con la misma moneda no resuelve nada, y que al final la bruja, el hechicero malvado, el Coco serán castigados tiene su atractivo persuasivo; y que finalmente resulte airoso el héroe, y las princesas valientes del siglo XXI,  no provoca actos de honestidad u honradez, sino la identificación que siente el niño con el héroe, con sus pruebas superadas, siente que las supero él mismo.

En los cuentos de hadas también existe la polaridad, o son buenos o son malos, no pueden ser ambos y tampoco se asemeja a la realidad cotidiana. Hasta que el niño no posea una personalidad estable basada en identificaciones positivas no pueden presentarse ambivalencias de personalidad.

Que lo que más se destaque sea pura felicidad difiere en demasía con la realidad es cierto, pero lo que deja es una enseñanza:

 - puede contar con el apoyo moral de la familia, los amigos, un animal doméstico.
- que el amor es la solución para derribar los miedos.
- que se pueden establecer relaciones interpersonales satisfactorias.
- que es posible madurar y hacer el duelo x el rol infantil.
- que por más soledad que sienta nunca están del todo solos, siempre hay una luz de esperanza la cual jamás se debe perder bajo ninguna circunstancia.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128