27/3/14

Reglas de oro de la Magia

Más allá de las reglas herméticas como saber, atreverse, querer y callar y los siete pilares del mago, están otro tipo de reglas que te permitirán encuadrar tu magia hacia un determinado fin puramente espiritual, el que sea que te propongas, como dije en otros post, cada cual sabe el camino que ha de transitar, porque cada uno posee en sí mismo el libre albedrío.
 
I- LA REALIDAD: aunque por momentos pienses que quien gobierna tu existencia es el mundo intangible, ten por seguro que la magia es real.
II- EL AUTOCONOCIMIENTO: en el Oráculo de Delfos, precisamente en el santuario de Apolo se leía la siguiente leyenda "Conócete a ti mismo". Uno tiene que descubrir como uno es, sus virtudes y limitaciones, lo que hay en la profundidad de tu interior, el carácter, incluso tu sombra, la cual en algún momento hay que enfrentarla, conocerla para llegar a ser mago/a.
III- LA TEMPORALIDAD: en magia práctica el concepto tradicional de tiempo no existe, pero para que algo acontezca en el futuro, tengo que invocarlo desde el presente, a veces tendré que ir al pasado, para entender mi presente. Aunque en magia se utilizan las horas planetarias.
IV- LA AUTORIDAD: para ser mago hay que aceptar que uno es el último de la cadena mágica. Se puede pactar y negociar con los seres superiores e inferiores, mas los primeros no se los puede gobernar, bajo ningún aspecto. Siempre haz de tener autoridad sobre tu cuerpo y mente.
V- LA EXPERIMENTACIÓN: un buen mago puede seguir al pie de la letra el protocolo mágico que otro mago realizo, pero en definitiva hay que ir más allá, innovando y experimentando, con lógica responsabilidad ética.
VI- LA RESPONSABILIDAD: los dioses gobiernan el mundo de la magia, pero tu gobiernas tu mundo pequeño. Tus acciones han de afectarte a ti y a todos los seres que te rodean.
VII- LA INTENCIÓN: si no hay intención fracasarás. Hay que medir hasta el mínimo cuidado si un accionar mágico merece la pena ser ejecutado y si luego de hacerlo te harás responsable de las consecuencias que se deriven de tus actos.
VIII- LA PRUDENCIA: "No invoques lo que no puedes desterrar" (Paracelso) creo que con esa advertencia es suficiente.
IX- EL PROTOCOLO: pensar, preparar, invitar, presenciar, honrar, dialogar, ofrendar, agradecer y despedir. Este es el orden sagrado para hacer magia.
X- LA CONCLUSIÓN: si dejas tu trabajo a medio camino fracasas. por eso ser mago no es para cualquiera (llámese curiosos o mediocres) lleva tiempo incluso años. La mejor forma es paso a paso.
 
Fuente: El aprendiz de Brujo. Grimorio. Palao Pons.
 
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128