13/4/14

La batalla de los Arcangeles

Luego de la rebelión de los ángeles liderados por el “Señor de las moscas”, Dios puso como líder de sus huestes divinas al Arcángel Miguel (el que es como Dios), está sentado a su izquierda y es a quien encomienda sus misiones más importantes.


El arcángel Miguel derroto a la rebelión en una sola batalla que hizo estremecer el universo en toda su magnitud. Se lo representa con su túnica angelical y un par de bellas alas, pero armado con una larga y potente lanza, arrojando al abismo a su adversario malévolo.

En representaciones de fines del medioevo y principios de la Edad Moderna su figura adquiere otro tipo de connotaciones, porta una armadura reluciente y en lugar de la antigua lanza aparece con una finísima espada afilada, sujetando debajo de sus pies al réprobo ángel caído.
A medida que las huestes de Dios iban ganando la batalla, los ángeles rebeldes se iban transformando en seres tenebrosos (demonios), tanto sus alas como su apariencia al mando de su alicaído líder: Lucifer.

El motivo de la rebelión fue la soberbia de Lucifer. Otros como Papini argumentan que como el ser humano los ángeles están dotados del libre albedrio, o  sea, la posibilidad de decidir y abuso de la misma, por lo cual, fue condenado.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128