27/7/15

Técnicas de Viaje Astral

Seguimos reflexionando sobre los viajes astrales. Esta técnica no es para salir en Astral, sino para darse cuenta que se está en Astral, cuando se ha salido como muy a menudo lo hace la mayoría de las personas. No habrá situación traumática, ni arranque forzado del cuerpo Astral, que a pesar de sus características tiene sus "fragilidades".

CADA DOS HORAS tomas cinco minutos (mientras no estés conduciendo o cosa por el estilo, claro) y te haces las siguientes preguntas en este preciso orden:



1) ¿QUIEN SOY? - Te nombras, te identificas, tomas conciencia de ti mismo, al margen de lo que tu mente crea que eres, fuera de las ocupaciones que absorben tu atención. Es decir que te fijas en ti mism@, en tu propia existencia como ser independiente.

2) ¿DONDE ESTOY? - Te ubicas en el lugar, te haces consciente de estar en tal parte, tal pueblo, tal provincia, país, planeta...

3) ¿QUÉ HAGO AQUÍ? - Entonces te haces consciente de lo que estás haciendo y por qué lo haces. No hace falta responderse demasiadas cosas. Sólo tomar conciencia de que estamos haciendo algo lógico, por una razón lógica.

4) ¿Estoy Realmente en el Astral? Para asegurarse de ello, pueden estirarse un dedo, darse un pequeño pellizco e incluso pueden dar un pequeño salto, asegurándose que se está en cuerpo físico y la gravedad actúa plenamente.

Si se está soñando, habrá confusiones mentales, pero se irá estableciendo conciencia onírica (que es la capacidad de mantener la Conciencia despierta mientras el cuerpo duerme y la mente limpia registros innecesarios.

El Alma suele mostrar mediante símbolos cosas importantes que escapan a nuestra percepción habitual, pudiendo acontecer los llamados sueños premonitorios. Ello facilitará el recuerdo de los mismos para analizar luego sus significados (cuando los hay). Esto suele dar mejores frutos que el hecho de salir en astral. La mente regulará espontáneamente esta cuestión, y en cuanto dejemos de hacer cada tanto el ejercicio, perderemos la conciencia onírica. No es problema, se recupera al volver a los ejercicios de las preguntas. También cabe aclarar que la consciencia no se cansa, siempre que el cuerpo físico permanezca dormido cómodamente. La actividad cerebral se restablece automáticamente cada cierto tiempo, a los niveles de inconsciencia necesaria para hacer ciertos procesos, por lo que no existe riesgo alguno de "falta de sueño". Pero si "nos despertamos" cuando estamos en Astral... Se darán perfecta cuenta de ello. NO ASUSTARSE. Si se siente algo de miedo, hay que quedarse inmóvil y acostarse donde estén y dormirse. Eso ocurrirá casi instantáneamente, lo que hará regresar el cuerpo astral hacia el físico sin que uno se dé cuenta.

Pero el caso es que cuando uno se da cuenta que está en Astral, el grado de consciencia será algo menor que produciendo una salida forzada. Luego de unas cuántas veces, la consciencia Astral será completa, pero se habrá evitado el peligroso "tirón" de la salida forzada, así como el vértigo que se siente y el miedo mental ante una experiencia nueva. No hay que abandonar la práctica de las Cuatro Preguntas cuando se ha logrado salir en Astral una vez. Es conveniente continuarla durante unos meses más, a fin de establecerlo como rutina automática en el cerebro, lo que permitirá descubrir muchas cosas de uno mismo, con múltiples ventajas.

Fuente: Ramiro de Granada Reencarnación y viaje Astral Pág 85-87

Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128