30/4/16

Tener un duende de sirviente

Dentro de la familia genérica de duendes existen un tipo que se denomina “el ser familiar”, por eso las brujas tienen de mascota un gato, los magos pueden tener un búho, hada, elfo, dragón etc. Se denominan familiares porque sirven a un solo dueño.
Si hablamos de los “duendes familiares” son seres de dudosa moralidad, de apetito insaciable, nerviosismo exacerbado lo que puede ocasionar la riqueza o la ruina a su dueño, sino lo sabe dominar.
Los duendes familiares pueden ser obtenidos por 3 métodos:

1. Invocación (prácticas evocatorias de magia negra)
2. Búsqueda.
3. Creación.


El estudioso del tema el Padre Feijoo decía que había personas que los invocaba mediante prácticas de magia negra y los vendía al mejor postor.

Los hechiceros y alquimistas tenían en la redoma o botella, al estilo del que se encuentra el estudiante Cleofás en la novela del diablo cojuelo. Afirmaba que Paracelso poseía un familiar en el la empuñadura de su espada.

Era popularmente conocido que en la época de Felipe IV de España existían gran cantidad de nobles que poseían sus propios espíritus familiares que les concedían honores y grandeza. Como el famoso Conde Duque de Olivares.

La existencia también estaba extendida por toda Europa ya que el escritor Walter Scott decía que los clanes de Escocia tenían cada uno un espíritu familiar. Las llamadas Banshees muy nombradas en leyendas irlandesas y escocesas.
Torquemada postula que los brujos y magos debieron establecer un pacto genuino previo con demonios superiores que les mandaron de esclavo o de sirviente un duende o diablillo familiar.

El teósofo Roso de Luna es de la opinión de que son seres del bajo astral los que más se aproximan cuando son invocados, el inexperto corre peligro con estas entidades que tienden al engaño y a la ilusión, porque se hacen pasar por dioses protectores y alma de los muertos.

La antropóloga Margaret Murray distinguió entre familiares empleados para la adivinación y familiares empleados en prácticas de magia. Los familiares pueden utilizar de vehículo de posesión a ratas, liebres, sapos, cabras, gatos etc.

La única noche que pueden ser buscados y encontrados es la noche de San Juan o en el solsticio de verano debajo de un helecho.
También se sabe que en el siglo XVI de la existencia de un sirviente creado los llamados homúnculos o el famoso golem. Donde se necesitan diversos ingredientes: creación mental, conjuros mágicos, el ritual de creación material de un golem (sangre, gallo, granos, otras hierbas), la palabra mágica escrita en su frente “emeth” (verdad) y borrar la primera letra al salir de casa para inmovilizarlo. Si no se hace esto, el ser puede destruir tu vida y tu entorno.

Dos cosas no se deben olvidar al tener un duende o golem de sirviente:

1. No olvidar alimentarlo, no se lo puede dejar pasar hambre. Leche y harina.
2. Darle permanentemente tareas domésticas y descanso de un día semanal.
3. Cuando ya no se desee tenerlo, entregarlo al futuro dueño o heredero.

Fuente: https://www.facebook.com/LEYENDAS.DE.LOS.SERES.MAGICOS/posts/1327080257309293:0 

Visitame en Face allí posteo otras temáticas interesantes.


Publicar un comentario en la entrada

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128