22/5/17

El maleficio en trece partes

Las desgracias, enfermedades y calamidades que no tienen explicación médica reciben el nombre de maleficio. Los expertos en demonología y brujería no se ponen de acuerdo en la cantidad de maldades que pueden producir los brujos. De entre los muchos existentes se destacan trece:


  1. Engañando a través del Amor. (ahora se utiliza la palabra amarre)
  2. Inspirando odio mediante las artes mágicas.
  3. Generando impotencia y sequedad sexual. (en tiempos de Paracelso se llamaba atando el nudo de la agujeta)
  4. Provocando todo tipo de enfermedades de desaparición repentina y cura imposible.
  5. Despojando de la vida o de la muerte luego de grandes padecimientos.
  6. Generando la locura o enfermedades mentales.
  7. Dañando mágicamente objetos de uso cotidiano, que al estar averiados podían provocar desgracias en los usuarios.
  8. Generando tormentas, tempestades y mal tiempo tanto en la tierra como en el agua. (pertenece a la magia ilusoria)
  9. Envenenando el aire y volviéndolo enfermizo.
  10. Marchitando las cosechas con orines, pócimas o excrementos del mismo brujo.
  11. Dañando a los animales de compañia y enfermando al ganado (son los primeros en presentar síntomas al ser nuestros familiares mágicos reciben el primer impacto)
  12. Provocando pasiones, dolencias, y tormentos extraños en el cuerpo de terceros, para luego presentarse como los únicos capaces de poder lograr su curación.
  13. Emanando demonios y materializándose a través del verbo, la mirada, la saliva, el semen, el flujo menstrual, orina y excremento. Después estas criaturas tomaban formas y actuaban negativamente trabajando para los nigromantes o brujos malévolos. 
Fuente: Palao Pons, Pedro y Roig, Olga. El Aprendiz de Brujo. Robinbook. Pág 84.
(....) paréntesis explicación mía.
Publicar un comentario

ISBN

IBSN: Internet Blog Serial Number 10-292-3-3128